El comunismo en nuestros días

La misma mierda es
Antes que nada decir que no suelo introducir en este blog terminología relacionada con la política, pero este caso lo requiere.

Es cusioso ver como desde los partidos mayoritarios hasta los movimientos más radicales acaban de la misma manera.

Os cuento la historia de una persona, que seguro podrán ser muchas personas. Se trata de un conocido y reconocido comunista convencido, incluso desde los tiempos en que eso era de verdad. Colabora con organizaciones de izquierdas, aporta material y propaganda. Y sobre todo defiende las libertades y derechos de los trabajadores. Bonito no?

Pues bien, este señor es propietario de varias empresas en las que abusa de sus trabajadores para poder “quedar bien” delante de los camaradas, este señor no se priva de un lujo, pero si a sus trabajadores de sus derechos, que no de sus obligaciones. Este señor especula con negocios inmobiliarios… este señor resulta ser igual (de malo o de bueno) que un ultraderechista convencido.

 Seguramente todos sabiamos de este señor, y no os estoy contando nada nuevo, pero tenia ganas de contarlo.

 Un saludo y gracias por leerlo. Y os invito a dejarle algún mensaje a este señor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies
y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies