Historia de las etiquetas adhesivas

Las etiquetas que conocemos a día de hoy son más ancestrales de lo que parecen. Este medio de impresión está incorporado en nuestra vida cotidiana desde hace varios siglos… A continuación, vamos a hacer un tour por la historia de las etiquetas, desde su nacimiento hasta la actualidad.

La etiqueta: Una verdadera antigüedad

3000 A.C

Las primeras huellas de soportes adhesivos se remontan al año 3000 a.C., cuando las hojas de papiro se fijaban a los puestos de los comerciantes con cola de origen animal.

La etiqueta experimenta un primer cambio en el siglo XIX con la creación de la goma, que permite hacer que el soporte sea pegajoso después de su humidificación. Es entonces cuando nació una nueva generación de etiquetas, creando con ella el famoso sello postal.

1930

En 1930, R.Stanton Avery desarrolla la etiqueta sensible a la presión, que se pre corta y se pega sola, sin necesidad de humedecer el soporte. Es lo que se conoce como etiqueta autoadhesiva.

Además, en plena expansión industrial, la etiqueta, por su practicidad de uso y su resistencia, respondió perfectamente a las necesidades de difusión de información rápida.

Ocio y turismo: Una nueva oportunidad para la etiqueta

Después de la Segunda Guerra Mundial, llegó el momento de descubrir el ocio y el turismo. Las etiquetas asumen completamente el papel de anunciantes y apuntan a los destinos turísticos.

En los Estados Unidos, aparece la famosa pegatina en blanco y negro «See Rock City» para promover el sitio montañoso en el estado de Georgia. El personal de este destino turístico recorrió los parkings poniendo la etiqueta promocional en cada automóvil. Aquí es cuando nació la Bumper sticker o “etiqueta del parachoques trasero”. Fueron muy populares en todo el Atlántico transmitiendo todo tipo de mensajes.

1952

En 1952, la comunicación política aprovecha por primera vez las etiquetas para el parachoques trasero en el marco de las elecciones presidenciales estadounidenses entre Dwight D. Eisenhower y Adlai Stevenson.

La etiqueta como herramienta publicitaria

A finales de la década de 1960, los fabricantes lograron crear un adhesivo barato con fijación duradera. Lo que hace que las pegatinas se democraticen.

En 1970, la famosa casa PANINI lanza sus primeras pegatinas con imágenes coleccionables.

Las pegatinas experimentan un verdadero boom como objeto publicitario y aparecen los primeros coleccionistas.

1985

En 1985, la pegatina convierte los avisos en un objeto de transgresión cuando la esposa del presidente Al Gore se ofende con las palabras de una canción de Prince. Es aquí cuando nace la etiqueta «Parental Advisory Explicit Content».

La etiqueta no deja de reinventarse

1989

La etiqueta todavía está en el punto de mira en 1989 con la exposición de Obey Giant, quien firma la primera obra de arte en formato de etiqueta.

Es entonces cuando nace el arte de las etiquetas.

1999

Por su gran libertad creativa, la pegatina logra conquistar todos los sectores. En 1999, el fenómeno del scrapbooking hizo imprescindibles las etiquetas en el campo de pasatiempos creativos.

En el año 2000, las etiquetas se adentraron en nuestras viviendas en formato mural. La etiqueta en vinilo se posiciona como accesorio de decoración interior imprescindible permitiendo cambiar un espacio a un coste menor y traer un nuevo ambiente.

Actualidad y futuro

Hoy en día el poder de la etiqueta no tiene límites. Todo lo que nos rodea puede ser etiquetado. ¿Qué es lo próximo que vas a etiquetar? ¡Recuerda que la originalidad del diseño y los acabados son un punto a favor para destacar sobre los demás!

En Exaprint, son especialistas en imprimir todo tipo de etiquetas:

  • En bobina
  • Adhesivas
  • Doming textil
  • Stickers
  • Vinilo en pequeño formato

Y con distintos acabados y soportes: mate, brillante, transparente, kraft, metalizado…

Descúbrelos todos y ¡Pega fuerte con las etiquetas de Exaprint!

Además, puedes disponer de cajas dispensadoras personalizadas para tus etiquetas.

Regístrate en su web, y obtendrás 15€ de descuento directo en tu primer pedido.

There is 1 comment for this article
  1. Manel at 13:51

    Si en Exaprint registran a cualquier particular no cumplirán con su lema “La imprenta para profesionales”. Yo estoy registrado como profesional y si soy conocedor de que también trabajan para particulares quizá me plantee abandonarlos. Por lo demás estoy supercontento con sus trabajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies
y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies