La marca española de componentes para ciclistas Catlike renueva su imagen

En 1996 se registró por primera vez la marca Catlike. Corría ese año cuando Pepe Del Ramo, creador y fundador de Catlike (y ex corredor profesional), bautizó a su pequeña empresa creada en la parte trasera de una tienda de bicicletas. De aquella cochera estaban saliendo los primeros cascos inyectados in-mold de ciclismo fabricados íntegramente en España.

¿Y por qué Catlike? Era una versión inglésa del sobrenombre con el que se conocía a su padre y también a él: el Gato. Ya con la visión de expandir la marca, Pepe convirtió su mote en una marca internacional. El logotipo de 1996 refleja el perfil del gato, que intentaba transmitir concentración, seguridad y aerodinámica, los sellos de identidad aún hoy en día de Catlike.

En 1999 se produjo la primera evolución del logo. Se crea el primer imagotipo, compuesto por el isotipo del gato y el logotipo (en su definición pura) de las letras. Forman un isologo en conjunto, y es la primera vez que ocurre. Entraba un nuevo siglo y Catlike quería seguir en la vanguardia de los cascos de bici, y lo hacía también con su imagen corporativa.

En 2002, la velocidad a la que aparecían tendencias y la explosión total del comercio online, hizo necesario un rediseño del logotipo nuevamente. Para darle más fuerza y más movimiento, se crea un nuevo logotipo que vuelve a ser un isologo. El naranja continúa imperando desde los inicios y este logotipo ya avanza la línea de diseño de la siguiente década.

En 2008 el isologo se vuelve a romper para separar el isotipo del gato del logotipo. Las letras, el logotipo, comenzaron a usarse por separado en los vinilos y colores de los cascos. El gato, el isotipo, por su parte, comenzó a forjarse como sello de identidad, como firma de la propia marca, identificable totalmente sin necesidad de referencias explícitas. Catlike ya había convertido el óvalo en el centro de sus diseños de cascos de bici. El modelo Whisper había arrasado con todo lo hasta entonces conocido sobre cascos de ciclismo, con una ventilación y aerodinámica excelentes. Y aunque el óvalo había nacido con ese fin, con el de la aerodinámica y la ventilación de un casco de bici, acabó superando a estas facetas y convirtiéndose en identidad Catlike. Hoy en día, un ciclista con un Catlike en la cabeza es distinguible a más de 100 metros, y se debe a que el óvalo es único, es diferente.

En 2011 se produjo la antepenúltima edición de la imagen de Catlike. Hay una ligera variación tipográfica en el logotipo de la marca y el logo nuevo, con mayor grosor en el gato, transmite más intensidad pero también más dinamismo.

En 2019 Catlike decide que es hora de hacer un cambio radical a su imagen, creando el nuevo logotipo de Catlike. La nueva imagen de Catlike pretende representar la tridimensionalidad de sus diseños, de los conductos de ventilación de diseños tan orgánicos como los de Catlike en sus cascos de bici. Además, la fuente, las letras, también se suavizan y redondean, simulando la forma del óvalo, el sello de identidad en los diseños de cascos de bici de Catlike. Por último, la aplicación del color se hace con tonos degradados, aprovechando la tendencia de la versatilidad del color e intentando transmitir la capacidad de Catlike para fabricar cascos de bici personalizados.

Más info en catlike.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies
y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies