Las empresas apuestan por el deporte y el teambuilding

Desde hace ya algunos años el running y el deporte en general se puso de moda. Empezó como una iniciativa propia promovida por motivaciones personales de cada uno. Pero las empresas no tardaron en ver un filón en esto. Hoy día muchas patrocinan carreras urbanas y buscan asociar los valores de su marca con los del deporte. El beneficio de esta relación es mutuo, y tanto empresa como sociedad salen beneficiados con este tipo de eventos deportivos.

Eventos que requieren unas necesidades muy diversas y concretas: por un lado, las instalaciones para determinadas clase de deportes deben estar montadas de forma correcta y segura y, por otro, los deportistas, los espectadores y los trabajadores necesitan de espacios exclusivos en los que seguir estos eventos, relajarse o comer cómodamente. Las carpas para eventos deportivos tienen por tanto unas necesidades y características muy especiales que no puedes pasar por alto.

röder

En este sentido, empresas como https://roder.com/es/ ofrecen una alta especialización en la fabricación e instalación de carpas para todo tipo de eventos de empresa y deportivos.

La celebración de eventos supone compartir experiencias, y es de vital que estas sean positivas, porque solo así se creará un vínculo memorable entre marca y consumidor. Seguramente la clave esté en dejar de tratar a nuestro público como meros compradores que han de consumir nuestro producto o servicio, y pasar a verlos como fans a los que tenemos que seducir. Para ello los eventos corporativos son una herramienta de branding esencial, no solo entre los consumidores (o fans), sino entre los propios trabajadores.

röder

Por eso cada vez hay más empresas que recurren al Teambuilding. Se trata de una actividad que contratan las empresas desde hace más de dos décadas, y que en los últimos años goza de su etapa de mayor expansión. Traducida literalmente como construcción de equipos, estas actividades se diseñan a medida del cliente, y suelen estar alejadas del ámbito laboral habitual. Deportes, juegos de aventuras, actividades culturales… todo ello con el objetivo de liberar tensiones y lograr un mejor y más productivo ambiente de trabajo.

Se acabaron las aburridas cenas de empresa. Este año tenéis que convencer al jefe para que monte una carpa donde podáis pasar un buen rato, gritar, saltar, competir y jugar en equipo. Todo sea por el bien de la empresa, claro está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.